“Si hay una banda mejor para tocar con Motörhead, yo no les he escuchado!” comentaba Lemmy cuando se le preguntó sobre NASHVILLE PUSSY. ¿Y qué más podemos añadir a las palabras de un semi-dios?

Ver a NASHVILLE PUSSY en directo es casi como ver a AC/DD en los 70’s, son simplemente brutales, perfectos en su Rock’n’Roll que bebe directamente del glam, heavy y el hard.

“Ten Years Of Pussy” es su último disco hasta la fecha, perfecto para ser la música de fondo mientras bailas, cantas, te peleas o f*****.

“Get Some” o “From Hell to Texas” son solo ejemplos de genialidad de los norteamericanos, que convierten cada show en directo en un espectáculo. Tras “Up the Dosage” en 2014 la banda editaba sus recopilación de 16 grandes temas de la banda celebrando los 10 años de la misma.

NASHVILLE PUSSY