Habitantes de una tribu rebelde entre dos siglos llamada Hechos Contra el Decoro, cinco músicos que formaban esta banda –Ruso, Ramiroquai, Andrés Belmonte, Eva Reina y Angelo Mancini– regresan a los escenarios como DEMOCRAZY, retomando el ritmo desde las antípodas de la resignación.

Tras unos meses de trabajo de composición, DEMOCRAZY se encerró en un estudio de grabación el pasado mes de enero para parir el primer disco de la banda. Junto a los antiguos miembros de Hechos Contra el Decoro, el guitarrista Javier Pedreira se ha subido a un barco cargado de buenos músicos curtidos profesionalmente en los últimos años junto a artistas como Fermín Muguruza, Amaral, Bebe, Mayumaná, Vinicio Capossela, Albert Hammond, Jorge Pardo o Los Chunguitos.

El primer artefacto ideado por los activistas sonoros de DEMOCRAZY es un disco con nueve temas que viajan desde la contundencia de las guitarras afiladas y los bombos disparados, hasta los ritmos jamaicanos y el sentido reposado de un rap franco tirador acolchado con los rebotes sonoros del jazz o del drum and bass. Una decidida fuga de las etiquetas que ha contado con la colaboración de artistas de la talla de Javier Ruibal, Enrique Bermudez “El Piculabe” y Paloma del Sol.

DEMOCRAZY está en la casa y llega para sacarle punta al presente. Una nueva banda de músicos rebeldes curtidos en mil batallas que en septiembre publicará su primer trabajo discográfico. Mientras tanto, tres singles que calentarán la primavera: Middle Class será el primero de ellos, un trallazo de ácida crítica al depauperado mito de la clase media que verá la luz el 12 de abril. Todo ello como antesala de una gira con la que DEMOCRAZY recorrerá la península el próximo otoño.

DEMOCRAZY. Una república de sonidos con mensaje en las antípodas de la resignación.