Nuestros shows

DM90 es una fórmula sonora especialmente diseñada para transportarte a la mejor década de la música de baile.

Información

Reseña ABC cultura

Dance Memories 90 es un evento que empezó siendo una fiesta de amigos en un pequeño pub de Barrio del Pilar donde Alberto Elarre pinchaba música que no podía poner habitualmente en el resto de locales en los que era Dj allá por 2010.

«Esa música era la que yo había escuchado en mi infancia, gracias a esos recopilatorios en cassette como Máquina Total o Bolero Mix, y también la que más tarde me pondrían en las discotecas “light” como RKO o Space of Sound: básicamente música Dance de los 90».

A esta aventura se han ido incorporando más amigos: otro Dj, un diseñador gráfico y un RRPP. Y poco a poco, han ido creciendo y creciendo. Haciendo una fiesta semestral o incluso anual, «lo que nos permite nuestro tiempo libre, dado que todos tenemos un trabajo durante el día», señala Alberto.

Pero llegó un momento en que empezó a irse de las manos. «Esa fiesta que empezó siendo de amigos, ahora congrega a unas 300 personas y hemos tenido que mudarnos a una sala tan emblemática como es la Sala Caracol». Este sábado 29 de noviembre celebran allí una nueva edición.

El único requisito es poner música dance de la década de los 90

La única condición es poner temas Dance producidos entre el ’90 y el ’99. «En eso somos un poco talibanes», cuenta Alberto. ¿Qué temas en concreto puede encontrar la gente que acuda este sábado a la Sala Caracol. «Dentro de ese género, ponemos cosas que no se escuchan en otras fiestas de los 90. Siempre, siempre ponemos algo de Chimo Bayo y de Paco Pil. También exitazos cantados en castellano como ‘Estoy llorando por ti’ o ‘Yo te siento así’ y, en definitiva, lo que bajo nuestro criterio son temas indispensables de la que consideramos la mejor década de la música de baile».

Esencialmente se trata sobre todo de una fiesta diferente y muy divertida «para que la gente disfrute bailando música que escuchaba cuando era adolescente. Nos gusta animar por el micro y que todo el mundo lo pase bien. Eso sí, siendo fieles a la idea original: que sea una fiesta de amigos… Ahora a lo grande».